Así fue mi viaje beauty por Girona

Cuando me llegó la invitación del Patronato de Turismo de Girona para ir a un viaje beauty & wellness por Girona me despertó la curiosidad. El hecho de poder conocer una provincia desconocida para mi, sus pueblos, su gastronomía, sus costumbres... hicieron que mis ganas fueran aún más. Un viaje express pero muy completo en el que iríamos al mar y a la montaña, al pirineo gerundés y a la Costa Brava, ya que Girona en sólo una extensión de 39 km2 lo tiene todo. Girona ha sido todo un descubrimiento para mi...


Girona_spa

Desde Madrid sólo tienes que tomar el Ave y te plantas en unas 4 horas en la estación de Girona. El viaje se hace super rápido ya que vas entretenida viendo la película, leyendo algo o tomando algo en la cafetería. Un viaje muy agradable salvo por el frío que hacía en el tren. Parece que el que se encarga de poner el aire tiene el "termostato corporal" un poco alterado porque hacía un frío polar. A pesar de decir que subieran la temperatura, no me hicieron mucho caso...
Casi al borde de la congelación fue un alivio salir del tren y agradecer la temperatura que hacía, aunque llovía un poco.
Nuestra primera parada fue en el restaurante Can Quei de Besalú. Hacía muchísimo tiempo que no comía tanto. Todo estaba delicioso y los platos eran muy elaborados. Fue un menú de degustación y pudimos probar de todo: paté de la casa, canelones de pato con bechamel trufada, caracoles, crujientes de pies de cerdo, rape, crema de calabaza...y como guinda unos postres deliciosos


Girona_spa
Girona_spa
Girona_spa


Me sorprendió que en un pueblo tan pequeñito y en un restaurante de apariencia muy normal y nada "fashion" hicieran una cocina tan creativa.
Si tenéis la ocasión haced una parada en el restaurante y visitad el pueblo. Tiene una terraza muy agradable en la que puedes comer cuando hace buen tiempo y que da a la plaza, y luego podéis visitar el pueblo. Es un pueblecito de estilo románico que os va a encantar.


Girona_spa


Nuestra segunda parada sería un pueblo del Pirineo de Girona en la zona del Alto Ampurdán llamado Camprodón, donde nos alojamos en un hotel de montaña que parecía de película: el Hotel Grèvol Spa. Es un hotel hecho de madera totalmente. Su propietario, gran amante de Suiza, quiso hacer la típica casa de las montañas suizas en la montaña de Girona. ¡Y dio en el clavo!
El año pasado el hotel ya cumplió 25 años. ¡Felicidades!


Girona_spa
Girona_spa
Girona_spa
Girona_spa
Girona_spa


Es un hotel ideal para ir durante la temporada de esquí ya que está muy cerca de la estación de Vallter y donde, además, te podrás relajar en su spa o hacerte algún tratamiento. Todos son muy apetecibles. Para los esquiadores hacen un masaje deportivo que les ayuda a superar el gran desgaste y la sobrecarga muscular que sufren después de hacer deporte.
Me pareció muy curioso que hubiera tratamientos estacionales que van cambiando según la época del año. Por ejemplo, en la época de las trufas hacen uno con trufa negra, que se considera el "oro negro" de la cosmética y que te deja la piel regenerada, hidratada y es antiarrugas.
Tuve el gran placer de probar uno de sus tratamientos, concretamente el tratamiento de San Juan. La celebración de San Juan es una fiesta que está relacionada con la naturaleza y sus 3 elementos principales son: el fuego, el agua y las plantas
Por eso, en mi tratamiento combinaron las propiedades de algunas hierbas como las "hierbas de San Juan" junto con el fuego y el agua para obtener efectos antiinflamatorios, analgésicos y revitalizantes que son beneficiosos para nuestro cuerpo y musculatura.


Girona_spa


Primero empezamos con el agua: me dieron un baño con rayos descontracturantes y aceite de romero que va a relajar la musculatura y activar la circulación.
Luego me hicieron una purificación facial con hierbas. Usaron algodones bañados con agua de tomillo y me dieron unos toques relajantes en las cervicales.
Y para terminar, un masaje de espalda con árnica y caléndula con un suave y placentero calor de moxibustión de artemisa que es la "hierba de San Juan".
Mientras descansaba, me tomé una rica infusión drenante.


Girona_spa



Después del tratamiento mi estado de relajación era absoluto. Me pareció una idea muy buena que fueran cambiando los tratamientos en función de lo que nos ofrece la naturaleza en cada época del año, ya que evita la repetición y siempre te van a sorprender con algo nuevo.
Al lado de las cabinas de tratamiento se encuentra su spa que es pequeñito pero muy agradable. Consta únicamente de un jacuzzi con el que puedes hacer un circuito y una piscina de chorros.


Girona_spa
Girona_spa


El paisaje es una maravilla, muy verde, con muchos árboles, riachuelos...así que no puede resistirme a darme una caminata antes de cenar para abrir el apetito ;)


Girona_spa
Girona_spa
Girona_spa
Girona_spa
Girona_spa
Girona_spa
Girona_spa


A destacar el restaurante del Hotel Grèvol donde puedes degustar platos de la gastronomía catalana. Se come maravillosamente bien y sus platos son abundantes. Me pedí escalibada y un arroz pero no pude acabármelo todo.
¿Que me decís desayunar y cenar con estas vistas?


Girona_spa
Girona_spaç


Es un hotel muy de andar por casa, un refugio de montaña en el que han logrado crear un ambiente cálido y muy acogedor. Te hacen sentir tan a gusto que parece que estás en tu propia casa. Espero volver algún día.
Uno de sus plus es su entorno. El hecho de que nada más levantarte y abrir la ventana te encuentres con estas maravillosas vistas no tiene precio. ¿A que así se empieza el día de otra forma? 


Girona_spa
Girona_spa


Nuestra próxima parada fue un sitio de la costa gerundense del que dicen que tiene la "bahía más bonita del mundo". Pero eso ya os lo contaré en el siguiente post...
Y vosotras, ¿habéis visitado la provincia de Girona? ¿Conocéis el Alto Ampurdán

7 comentarios

  1. Que fotos tan bonitas, para mi Gerona, tanto la capital como los pueblos que la componen fue un agradable descubrimiento, es preciosa!!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola preciosa, no tengo el placer de conocer estos lugares tan acogedores y bonitos. Qué buena escapada te hiciste. Bellísimas las fotografías. Gracias por compartir todo con nosotros.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Qué preciosidad de lugar !!! Me han encantado las fotos.
    Un hotel chulísimo !!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Que bonito se ve todo y que agradable y confortable. Conozco la provincia de Gerona porque he estado una vez de vacaciones y a todo el mundo que conozco le aconsejo ir porque recuerdo que me encantó.

    ResponderEliminar
  5. Conozco la zona pues tenemos casa de veraneo en el Baix Empordá y está muy cerca, es muy bonito toda la zona, me alegra que te encantara! Besalú tiene un encanto especial y la bahia que dices es en Roses ..

    ResponderEliminar
  6. Menuda experiencia ,difícil superarla...

    ResponderEliminar
  7. Que maravilla de sitio y que experiencia mas ideal. besos

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario! ;)