Así he comenzado mi "operación bikini"

Tras unos meses de excesos y de reposo en los que no he podido hacer deporte, se me han acumulado unos kilos de más que tengo que quitarme ¡ya! por lo que queda inaugurada mi "operación bikini". Sí, ya sé que es un nombre un poco absurdo pero qué queréis que os diga, hay absurdeces que me encantan jajaja.
Y la empezado con la mejor manera que he podido: mediante un tratamiento que me ha sorprendido gratamente. Os cuento mi experiencia con este tratamiento con el que empezarás con éxito tu "operación fuera kilos".

Tratamiento-corporal-para-adelgazar



Se llama Bioslimming y es un tratamiento corporal a base de envolturas reductoras naturales con altas concentraciones de extractos botánicos, algas, cafeína y aceites esenciales que combinadas con un ritual de masajes drenantes logran "recolocar" los tejidos combatiendo la flacidez y logrando una figura más esbelta y reafirmada.
Es un tratamiento 100% manual y natural donde se trabaja masajeando enérgicamente y sin dolor mediante movimientos drenantes todo el cuerpo: brazos, piernas, abdomen, caderas, cintura y flancos. El objetivo es favorecer el retorno linfático para potenciar el efecto drenante del tratamiento y la activación de las zonas frías y con pobre circulación que es donde se acumula la celulitis.


Tratamiento-corporal-para-adelgazar


Para realizarme el tratamiento Bioslimming me dirigí al centro de Gema Cabañero en pleno barrio de Salamanca de Madrid. Allí me pasaron a una de sus cabinas de tratamiento donde me hicieron quitar absolutamente todo y me coloqué un tanga desechable como higiene.
Todos los productos que utilizan son de su propia marca Bioslimming.
Primero me aplicaron el Detox-Base, un producto a base de algas, aceite esencial de naranja y citronela que me masajearon en abdomen, muslos, caderas, piernas, nalgas, cintura y brazos.  Con ello se logra activar la micro-circulación para poder combatir la celulitis.
Seguidamente, me masajearon vigorosamente en la zona de piernas y glúteos con Active Slim Gel, compuesto por algas, cafeína, aceites esenciales de lavanda, cedro y otros agentes termo-activos.
Luego me extendieron por abdomen y brazos Active Slim Cream que contiene algas, karité, cola de caballo, hiedra y lavanda. Va a actuar sobre los depósitos grasos suavizando el aspecto de la piel.

Tratamiento-corporal-para-adelgazar
Me envolvieron en film osmótico y dejaron actuar los productos aplicados durante 40 minutos.
Durante este proceso se produce una hiperemia: la estimulación de la circulación sanguínea de los activos que contienen las envolturas y el masaje. Es cuando estimulan de forma muy potente la micro-circulación de las zonas tratadas, provocando un enrojecimiento de la piel, un aumento de la temperatura y se activa el metabolismo celular contribuyendo a facilitar la eliminación de toxinas y metabolitos de desecho acumulados en torno a los adipocitos. Aquí vas a notar un poco de calor y te puedes echar una pequeña siesta perfectamente mientras los productos actúan.
Finalmente, me retiraron el film osmótico y me aplicaron una envoltura de Ultra Slim Effect con efecto frío y acción reafirmante y tonificante. Ayuda a desinflamar y drenar gracias al mentol, la cola de caballo, el hamamelis o el eucalipto. Así que sales de allí fresquita y con un olor a mentol muy bueno.
El tratamiento duró unos 75 minutos.
Todos los productos tienen un olor muy agradable y como los  activos continúan actuando horas después de su aplicación, se recomienda realizar alguna actividad física tras el tratamiento (andar, correr o ir al gimnasio) para potenciar aún más sus efectos. Así que después del tratamiento me fui a andar.
Se recomiendan realizar de 6 a 12 sesiones cada mes. Por ejemplo: 3 sesiones a la semana en días alternos.

Tratamiento-corporal-para-adelgazar

Mis impresiones:

Me hice fotos del antes y después para comprobar los resultados y no os imagináis como se nota el tratamiento en con sólo una sesión.
Lo que primero notas es que el contorno se afina, las formas disminuyen y la figura se ve más remodelada. Eso fue una pasada.
Además, en cuanto al aspecto de la piel mejora ya que se veía más lisa y mejoró mi piel de naranja.
Una de las claves del éxito de este tratamiento corporal radica en modificar el clásico tratamiento con vendas de compresión por una ligera capa de film osmótico que se añade para maximizar el efecto de los productos haciendo que el tratamiento sea muy efectivo.
También podréis realizaros el tratamiento Bioslimming en el Instituto de Belleza Adela (Ourense), Rosa Montañana Fisio & Estética (Valencia), Cosmeceutical Center (Sevilla) y Juana Sustacha (Bilbao).

PVR: Desde 550 €/ 6 sesiones 

¿Habéis empezado la "operación bikini"? ¿Os hacéis algún tratamiento corporal para adelgazar?
¡¡Muchísimas gracias por vuestros comentarios!! :) 

6 comentarios

  1. Que chulada de tratamiento! Además si es natural mejor aún, yo la verdad es que soy una friki del gimnasio y este año no me toca perder. Después del verano seguro que sí!! Besos guapaaa!! Muakksss ♥

    ResponderEliminar
  2. Todo es poco yo,sigo con la natación.

    ResponderEliminar
  3. Que envidiaa, yo lo que hago es caminar mucho. Besitos

    ResponderEliminar
  4. Con ejercício y cremas durante todo el año.
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Creo mucho mas en este tipo de tratamientos que con las cremitas sólo.

    ResponderEliminar
  6. Hago ejercio, camino y aplico mis cremas reductoras.

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario! ;)